Angeles Rodriguez

La Iglesia necesita de hombres y mujeres. Fuimos creados hombre y mujer, no por azar, sino por el Amor infinito de Dios Padre y Madre Creador. Dejarnos afuera, como espectadoras o “especies decorativas y utilitarias” es atentar contra el Plan perfecto de nuestro Señor. Y no es que pretenda “ser igual al hombre” , mi sentido de igualdad va mas bien por el usar y valorar nuestro ser mujeres. Esa parte invisible de Dios merece salir a la luz y expresar todo su potencial para hacer de nuestra Iglesia una potencia en acoger, acompañar, educar, convocar y hacer familia. La familia que nuestro Creador quiere.
Que la Ruah nos acompañe e ilumine en este camino que algunas empezamos y seguro moriremos antes de ver sus frutos, por las que vendrán vale la pena nuestro esfuerzo!

IMG_20150716_154136